El medio maratón en DC: Feliz como una lombriz!

En el momento que decidí incursionar con este blog sabía que me adentraría en un mundo de emociones al que siempre me he mantenido fastidiosamente a distancia. Los que me conocen bien saben que guardo y resguardo mis emociones como caja fuerte y pues, desde muy niño, siempre he sido una persona “seria”. En estos últimos dos meses que llevo escribiendo he recibido apoyo y palabras alentadoras de amigos y otros atletas que comparten o se identifican con los deseos de alcanzar nuevas metas personales. Y es así también que en estas últimas dos semanas he tratado de encontrar mi propia voz (tratando de evitar egocentrismos a toda costa) para poder narrar mi trayectoria en el triatlón ya que de cierta manera he sentido que la parte esencial de esta historia, la de poder conectar emocionalmente conmigo mismo y con los que se identifican con esta historia, se ha quedado un poco a medias. Admito que escribir en inglés jamás se comparará de igual manera a poder expresarme en mi lengua materna, por ende he decidido desempolvar el español en este blog y asi vigorizar las emociones para futuros escritos ya sean en inglés o español.

Ahora, a lo que vinimos, ¿qué sucedió en el medio maratón? Hace dos semanas había mencionado que mis intenciones en cuanto al tiempo era rondar por los 1:20, pero siendo honesto con mi potencial hasta el momento y dado que el entrenamiento en las otras dos disciplinas sigue en su apogeo, sabía que esa meta era irreal. Además, el martes pasado durante una sesión de bicicleta, me lastime la rodilla y cuando me levante el miércoles tenía un poco de hinchazón. Admito que para el jueves en la mañana me sentía bastante frustrado de la posibilidad de tener que cancelar la carrera por la hinchazón y decidí simplemente no hacer nada el jueves, correr unos 20 minutos suave el viernes y ver como estaría la rodilla el sábado en la mañana. Cuando me levanté temprano el sábado la hinchazón en la rodilla milagrosamente se había disipado y al instante me sentí “pomepao pa’ correr”!

Mi plan para este medio maratón consistía de tres partes. La primera era correr la primera milla cómodo y no cometer errores previos de salir muy rápido. La segunda era distribuir la energía y el paso equitativamente entre las millas 2-6 y cogerlo con calma con una cuesta enorme al final de la milla 7. Y lo tercero era encontrar un buen paso cómodo pero mas rápido en las millas 8-10 y finalmente buscar un paso más agresivo para las últimas 3 millas. Cuando terminé la primera milla me sentía bastante relajado y sentía que el paso estaba un poco lento asi que decidí apretar un poco y aguantar el paso relajado. Para la milla 5 sentía que la rotación en las piernas no estaba tan rápido como esperaba y sabía que me faltaba aún la cuesta gigante al final de la milla 7. Cuando subí dicha cuesta, Irma me estaba esperando en el tope y empezó a gritarme que le diera duro. Fue en ese preciso momento en la carrera cuando se me prendieron todos los bombillos y me di cuenta de cuan afortunado era de poder correr, de hacer lo que me gusta y ser feliz. Una amiga de Irma tomó una foto (abajo) en ese preciso instante y lo mas curioso es que Irma piensa que es una de las fotos donde estoy compitiendo y la a misma vez donde más contento me ha visto. Las millas 7-10 se sintieron mas bien como millas de entrenamiento y admito que perdí un poco la concentración. Ya para las últimas tres millas me sentía bastante cansado pero viendo mi reloj calculé que aun asi iba a poder rebasar mi tiempo del año pasado. Terminé la carrera con tiempo de 1:23:5 y casi un minuto más rápido que mi tiempo del año pasado. Pero mas importante aún fue poder simplemente disfrutarme el evento sin sentir presión de cuan rápido tenía que correr y a la misma vez compartir en la llegada con todos mis amigos locales que también llevaban meses entrenando para esta carrera. Todos tenemos metas que queremos lograr y no importa cuan grandes o pequeñas sean lo importante es celebrar lo que hemos alcanzado día a día.

IMG_0483IMG_0491

 

Previous

Running, Patience and Progress

Next

Meeting Slowtwitch’s Dan Empfield

5 Comments

  1. Irma Lopez

    Orgullosa de tí. Tan disciplinado contigo mismo. TQM.

  2. Víctor Torres

    Eso mi pana!!!! Un abrazo!!!

  3. brivtri

    Gracias Mami!

  4. brivtri

    Gracias Victor! Un abrazo pa’ ti también.

  5. Lemuel

    Yo quiero esa foto!

Leave a Reply

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén